en

Sufre INE para reclutar funcionarios de casilla





 


Con la puerta entreabierta y cierta desconfianza inicial, decenas de personas reciben en sus casas a los capacitadores del INE que este mes empezaron a buscar ciudadanos que acepten ser funcionarios de casilla.


 Por más de cinco horas, los capacitadores electorales tocan puertas en la sección que les corresponde, con la tarea de reclutar a los vecinos que el próximo 2 de junio estarán a cargo de una casilla.


 


El escaso interés de participación obliga a los capacitadores del INE a realizar una labor de convencimiento después de acercarse a la puerta de algún domicilio, como comprobó EL NORTE en un acompañamiento a varios de ellos.


 


En la calle Tequisquiapan, en la Colonia Jardines de Guadalupe, por ejemplo, el señor González recibió a Perla Rodríguez, capacitadora electoral de su sección, la 582.


 


González resultó sorteado como funcionario de casilla y, aunque ya había participado en otras elecciones, esta vez rechazó la invitación.


 


“Los (observadores) que están ahí del PRI y el PAN, nombre no, querían todos los datos, y querían esto”, expresó, “y, ‘pos oye, si no trabajo para ti'”.


 


Aunque la capacitadora intentó motivarlo para participar en las próximas votaciones, no logró que el señor González firmara la aceptación.


 


En total, los capacitadores asistentes del INE necesitan reclutar a nueve funcionarios por casilla y pueden estar encargados hasta de cinco casillas, por lo que podrían necesitar hasta de 45 funcionarios.


 


Otro ejemplo es el de Laura Peralta, quien por quinta ocasión trabaja como capacitadora del INE y el miércoles pasado realizó su recorrido en la zona del Barrio Antiguo, en el Centro de Monterrey, que le corresponde.


 


Durante cinco horas visitó 35 domicilios, entregó 14 notificaciones, y recibió sólo cuatro aceptaciones de las nueve que necesitaría para abrir una casilla.


 


En el Centro de Monterrey hay 10 mil 368 casas abandonadas y por eso el reclutamiento de funcionarios se dificulta.


 


“Aquí en el Centro es que hay muchos negocios”, dijo Peralta, “y no conocen a las personas porque no están, o están rentando ese lugar y llega otra persona y se va, y pues nada más se cambian y no los podemos encontrar, por eso se dificulta mucho hacer la casilla.


 


 “(Además) son casas abandonadas, pero como algunas tienen servicios, pues obviamente sí tienen comprobante de domicilio y eso son los comprobantes de domicilio son los que llevan al INE, y pues está la casa abandonada o no viven”, añadió.


 



Source link

Reporte

¿Qué piensas del artículo?

Escrito por Visión Ácida

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sedea apoya con forraje a ganaderos de Tequisquiapan – CódigoQro

Norma Mejía Lira se registró como precandidata del PRI a la alcaldía de Tequisquiapan